Por fin la Ley de Transparencia, pero, ¿qué fue del proceso participativo de elaboración?


Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen GobiernoAyer se publicó la Ley de Transparencia, bajo el nombre de Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Esta Ley pasó, en abril de 2012, por un proceso de consulta pública, supuestamente muy participativo, pero con muchas dudas sobre la efectividad real de dicha participación. Como muestra, yo envié 16 observaciones, a las que no he recibido respuesta, y de las cuales sólo 5 se han incorporado, en mayor o menor medida, al texto definitivo: Leer más de esta entrada

Anuncios

La administración en internet: la importancia de disponer de un modelo de representación


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Llevo algún tiempo dando vueltas a cómo debe articularse la participación de las administraciones públicas en Internet. Hay varios aspectos que me preocupan especialmente:

  • ¿cuántos portales deben tener las administraciones? ¿los que hay ahora mismo, más, menos, la misma cantidad pero con un enfoque diferente, ….?
  • ¿cómo se gestionan y mantienen los portales de la administración,  cómo se determina qué contenidos y servicios deben prestarse en cada portal y cómo se gestionan los solapamientos para no confundir a la ciudadanía?
  • ¿en qué medida deben usarse en la administración las tecnologías y herramientas conocidas como web 2.0?

La web 2.0 se basa en incorporar el contenido definido por el usuario para la generación de conocimiento colectivo

Profundizaré a continuación en cada uno de estos aspectos.

Leer más de esta entrada

La Junta de Andalucía impulsa la Administración abierta


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Todos sabemos la importancia que tiene el apoyo político del máximo nivel en los proyectos de modernización de la Administración. Me alegro de poder contar que, en la Consejería en la que trabajo (Hacienda y Administración Pública, en la Junta de Andalucía), hemos recibido en los últimos días un apoyo inestimable en el avance hacia la administración abierta y el gobierno abierto, ya que la Consejera ha publicado un mensaje de bienvenida en el portal de la Consejería que no tiene desperdicio. Introduce los conceptos clave del gobierno abierto (transparencia, participación y colaboración) y concreta algunas de las formas en las que la Consejería los pretende hacer realidad: compartiendo información para su reutilización, participando en redes sociales, escuchando activamente, haciendo que los portales sean colaborativos (web 2.0) y fomentando la participación de la ciudadanía en la construcción, definición y evolución de los servicios de la Consejería.

Leer más de esta entrada

Todos los sitios web unidireccionales serán participativos, quieran o no


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Escuchando la radio esta tarde, he descubierto un nuevo servicio que está surgiendo, y al que hoy se ha hecho mucha publicidad coincidiendo con el día mundial de la libertad de prensa.

Este nuevo servicio se llama gluly y, como dice la propia página del servicio, ” aporta una dimensión social a cualquier web, …, convirtiendo un site unidireccional en un site participativo donde conviven la visión del editor y la del público al que se dirige”.

La idea es sencilla: una parte significativa de la población se instala una pequeña aplicación en el navegador (un plugin de firefox, por ejemplo). La aplicación monitoriza las páginas visitadas por el usuario, y las comprueba con una base de datos gestionada por la empresa, viendo si hay comentarios de otros usuarios. Si los hay, se los muestra al usuario, quien también puede publicar nuevos comentarios si lo desea. De este modo, cualquier usuario puede publicar comentarios asociados a un sitio web, y conseguir que esos comentarios sean leídos por otros, incluso aunque ese sitio web no disponga de herramientas de colaboración.

Creo que esta aplicación puede ser un gran acicate para el uso de las tecnologías 2.0 en los sitios web de las administraciones públicas (y también en empresas fuertemente conservadoras). Hasta ahora, muchas administraciones públicas evitaban montar herramientas sociales, por miedo de los políticos que las dirigen a ver publicados comentarios negativos asociados a sus webs institucionales. Ahora no podrán evitarlos, por lo que probablemente decidan dotar a sus sitios de herramientas colaborativas, y tener así mayor capacidad de participar en el debate y dar respuestas adecuadas a los comentarios negativos.

De momento, gluly está en fase beta, y sólo da cuentas de usuario bajo invitación. Ya he solicitado una.

A %d blogueros les gusta esto: