Llega el CIO de la AGE: Dirección de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la AGE


Foto ilustrativa CIOEn el BOE de ayer se publicó un Real Decreto que, con 3 páginas, puede cambiar la Administración. Se trata del Real Decreto 695/2013, de 20 de septiembre. El objeto de este Real Decreto es crear la Dirección de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la Administración General del Estado. Este órgano tiene rango de Subsecretaría y forma parte de la estructura del Ministerio de Presidencia, aunque depende funcionalmente de los Ministros de la Presidencia y de Hacienda y Administraciones Públicas.

La creación de este órgano se produce a raíz del informe CORA, con el objeto de romper el modelo de organización “en isla”, evolucionando hacia un modelo más centralizado en la prestación de ciertos servicios horizontales. Algunas curiosidades de este órgano son: Leer más de esta entrada

Nueva Ley de Derechos de los Ciudadanos en sus relaciones con la Administración (Castilla y León)


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

El 26 de abril de 2010 se publicó en el BOE la Ley 2/2010, de 11 de marzo, de Derechos de los Ciudadanos en sus relaciones con la Administración de la Comunidad de Castilla y León y de Gestión Pública (se publicó previamente en el BOCL de 22 de marzo). Me ha sorprendido ver que apenas hay comentarios en la blogosfera al respecto, y los pocos que he podido encontrar se limitan a mencionar la existencia de la Ley, sin entrar a valorar su contenido.

Mi primera impresión sobre esta Ley, tras una lectura rápida de la exposición de motivos, fue muy positiva, me pareció muy ambiciosa, hasta el punto de plantearme la conveniencia de aprobar una Ley similar en todas las Comunidades Autónomas. Sin embargo, tras leer el articulado me he llevado una gran decepción, y lo explicaré más adelante.

Leer más de esta entrada

TECNIMAP 2010, mesa redonda sobre experiencias y enseñanzas prácticas de la aplicación de la Ley 11/2007 y su normativa de desarrollo (1)


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Esta mesa redonda tuvo, como era de esperar, un carácter marcadamente institucional. Cada ponente expuso su visión sobre la administración electrónica, desde una óptica muy marcada por el puesto que ocupa, de modo que poco nuevo se planteó en esta sesión. No obstante, la selección y diversidad de los ponentes hizo que la sesión resultara interesante y aportara una visión de gran amplitud.

Estaba previsto que esta sesión la moderara Dª Consuelo Rumí, Secretaria de Estado para la Función Pública, del Ministerio de la Presidencia. No obstante, tuvo otro compromiso que atender y Fernando de Pablo, Director General para el Impulso de la Administración Electrónica, Ministerio de la Presidencia, tuvo que sustituirla. Una lástima no haber podido contar con su presencia, no por la calidad de la moderación (Fernando lo hizo estupendamente) como por la oportunidad perdida de recalcar el apoyo político al uso de tecnologías de la información en las administraciones públicas desde las más altas instancias. Este apoyo político de alto nivel se ha limitado, hasta donde he podido ver, a los actos de inauguración y clausura.

Fernando de Pablo, además de moderar la sesión, hizo una breve pero interesante presentación. Como aspectos más interesantes de su intervención destacaría los siguientes:

  • Los problemas que más manifiestan los ciudadanos en su relación con la administración son la lentitud, la burocracia y el lenguaje utilizado por la administración
  • Para impulsar la administración electrónica se debe trabajar en cuatro grandes bloques: normativa, infraestructura, sevicios y uso. Según Fernando, y es algo que comparto plenamente, en el que aspecto que más se ha flaqueado hasta ahora es en el del uso, y ha llegado el momento de redoblar los esfuerzos en esta cuestión.
  • Los proyectos que desde el Ministerio de Presidencia se van a acometer en este año y el próximo son los siguientes:
    • Desarrollo de los Esquemas Nacionales de Interoperabilidad y Seguridad
    • Interconexión de registros administrativos
    • Representación por terceros, para mejorar, sobre todo, la capacidad de relacionarnos con personas jurídicas. Trabajando en 3 aspectos:
      • Apoderamiento
      • Habilitación por convenio
      • Autenticación por funcionario
  • La administración electrónica es el catalizador de una doble transformación:
    • Hacia los ciudadanos, poniendo a su disposición servicios cercanos y sencillos, que generen ahorro
    • Hacia las administraciones públicas, mediante el establecimiento de procedimientos ágiles, eficaces y auditables.
  • Para hacer realidad esta transformación, hay que tener en cuenta, entre otras, las siguientes claves:
    • Formación del empleado público
    • Simplificación
    • Coordinación e interoperabilidad
    • Consolidación de la gestión (introduciendo elementos de ahorro).

María Pérez Naranjo, Directora General de Modernización e Innovación de los servicios Públicos, de la Junta de Andalucía, explicó el modelo de administración electrónica de la Junta de Andalucía. No me extenderé sobre este modelo, dado que es ampliamente conocido, y está explicado ampliamente en plutón, el portal de la administración electrónica de la Junta de Andalucía. De su intervención quiero destacar los siguientes aspectos:

  • No podemos limitarnos a poner servicios a disposición de los ciudadanos. Es necesario capacitar a la ciudadanía para que pueda hacer un uso efectivo de los servicios
  • Es muy importante medir. Para mejorar hay que medir. Coincido plenamente en este punto, creo que nos falta costumbre de medir lo que hacemos. Y lo completaría añadiendo que, aparte de medir, también hay que dar publicidad a los resultados de la medición.
  • De todos los aspectos que conlleva la administración electrónica, en el que verdaderamente tenemos que avanzar es en de la interoperabilidad. Hay que evitar que los ciudadanos tengan que aportar un papel. Vuelvo a coincidir, este es el aspecto más complicado de la administración electrónica, y el que más miedo da, pero también es el que aporta la verdadera simplificación.
  • Se está elaborando un Decreto de Modernización, que desarrollará la Ley 11/2007 en Andalucía. María prevé que este Decreto sea aprobado en el segundo semestre de este año. Ojalá se equivoque y se apruebe antes, necesitamos ese marco de referencia para poder avanzar.

Dado que este artículo ya tiene una extensión considerable, me detengo aquí y continuaré en el siguiente.

El potencial de la tecnología para cambiar la administración


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

En los últimos años se habla mucho de la administración electrónica, como una herramienta para agilizar el funcionamiento de la administración, reducir los plazos de tramitación de los procedimientos y mejorar el servicio público.

Estoy de acuerdo en que la tecnología sirve para hacer todo eso, pero estoy convencido de que puede llegar mucho más allá. La administración electrónica, como herramienta, es sólo el primer paso. Mediante ella se puede conseguir que los procesos de la administración sean ágiles, repetibles y auditables. Además, poco a poco, se puede hacer que sean automáticos, y que no sea necesaria la intervención humana para hacer las operaciones más habituales. Es algo que, en el sector privado, ya se ha conseguido, la banca electrónica es un claro ejemplo. Hacer una transferencia, hace unos años, requería la intervención de empleados tanto del banco emisor como del banco receptor. Ahora la solicita el usuario por Internet, y automáticamente (en un plazo que varía según los bancos) el dinero llega a la cuenta de destino, sin que nadie de ninguno de los dos bancos se entere siquiera.

Los procesos automáticos permitirán que las personas que trabajan en la administración se dediquen a tareas de mayor valor añadido, como la definición y aplicación de políticas mejores, la simplificación de los procedimientos, o la inspección de actividades irregulares.

El segundo factor clave es la información. Con procesos manuales, es difícil obtener información estadística fiable. ¿cuántos expedientes se han tramitado en un departamento? ¿cuántos ha hecho cada persona? ¿cuánto dinero se ha pagado a empresas del sector de la construcción? ¿cuánto a cada una de ellas? Obtener esta información con procesos manuales es muy costoso, pero lo peor es que la información que se obtiene no es fiable y que siempre queda algún dato que no se puede averiguar. ¿cuántos casos habrá en que ese dinero acaba en el bolsillo de alguien, sin que nunca se sepa dónde fue?

La utilización de la tecnología proporciona cantidades enormes de información, con un alto grado de fiabilidad (es mucho más difícil que se pierda un papel) y con una gran capacidad de tratamiento de dicha información, permitiendo la extracción rápida de conocimiento. Además, la tecnología permite distribuir la información a un número mucho mayor de personas, con lo que se puede aplicar la ley de Linus: “dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios” (esta regla se pensó para el desarrollo de software, pero se puede aplicar de forma análoga al análisis de información). Para que la regla sea aplicable, y para que realmente se detecten y corrijan los casos de fraude y abuso de poder, conviene que la información pública se distribuya abiertamente, y en formatos que permitan su tratamiento automatizado, a toda la ciudadanía.

Estos dos factores (automatización de procesos, y publicación de la información), provocarán un gran cambio en el funcionamiento de la administración, mejorando la transparencia, reduciendo la corrupción y el fraude, optimizando los recursos, aumentando notablemente la calidad del servicio y reduciendo los costos de funcionamiento. La tecnología ya permite hacer todo esto, sólo hace falta aplicarla correctamente, y cambiar la organización y forma de funcionar de la administración para adaptarla a esta nueva realidad

Saludo


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Desde siempre me han interesado las formas de organización de la sociedad y la política, entendida como ciencia más que desde el punto de vista de las opiniones de las diferentes facciones o grupos políticos. Este interés se concretó, desde que soy funcionario, en un interés por la organización de la Administración Pública, y especialmente, por deformación profesional, por la Administración electrónica. Desde hace un año me dedico laboralmente y de forma intensiva a la Administración electrónica, y esta dedicación me ha hecho profundizar mucho en el conocimiento de la Administración y de los cambios que se están produciendo en ella, y a los que frecuentemente se alude como Administración 2.0 o Gobierno Abierto (término que por cierto es mucho más antiguo de lo que podría parecer en una primera impresión).

Fruto de este interés, me surgen con frecuencia ideas que me gustaría compartir y experimentar, algo que no siempre es fácil, por lo que he decidido ponerlas en común con todos los internautas, con el objetivo simultáneo de darles eco y de recibir opiniones y comentarios que puedan mejorar y potenciar estas ideas, y de conseguir que se puedan llevar a la práctica, tanto en la Administración para la que trabajo como en cualquier otra.

A %d blogueros les gusta esto: