Por fin la Ley de Transparencia, pero, ¿qué fue del proceso participativo de elaboración?


Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen GobiernoAyer se publicó la Ley de Transparencia, bajo el nombre de Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Esta Ley pasó, en abril de 2012, por un proceso de consulta pública, supuestamente muy participativo, pero con muchas dudas sobre la efectividad real de dicha participación. Como muestra, yo envié 16 observaciones, a las que no he recibido respuesta, y de las cuales sólo 5 se han incorporado, en mayor o menor medida, al texto definitivo: Leer más de esta entrada

Anuncios

Planes e iniciativas europeos y estatales para la Sociedad de la Información y del Conocimiento


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

La blogosfera se llena de opiniones y comentarios cada vez que la Comunidad Europea o el estado español lanzan un nuevo plan para el desarrollo de la sociedad de la información, el desarrollo de la sociedad del conocimiento, o el avance de la administración electrónica, entre otros. Sin embargo, no es fácil recopilar todos los planes que están vigentes en un determinado momento, y menos aún localizar los textos de dichos planes, sobre todo los textos en español en el caso de los documentos de la Comunidad Europea.

Como considero importante estar al día de estos planes e iniciativas, entre otras cosas para poder trabajar en línea con ellos, he hecho una pequeña recopilación, que comparto aquí con todo el que esté interesado. Incluyo los enlaces a los documentos en español y a los blogs que los comentan.

Trataré de mantener actualizada esta lista, por lo que agradezco cualquier comentario avisando de otros planes vigentes, de ámbito nacional o europeo, así como de enlaces a documentos mejores o más completos que los que aparecen aquí, o referencias a otros artículos que comenten estos planes.

Revisado el 8/9/2010 a sugerencia de jicriado
Actualizado el 28/1/2012 

La administración en internet: la importancia de disponer de un modelo de representación


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Llevo algún tiempo dando vueltas a cómo debe articularse la participación de las administraciones públicas en Internet. Hay varios aspectos que me preocupan especialmente:

  • ¿cuántos portales deben tener las administraciones? ¿los que hay ahora mismo, más, menos, la misma cantidad pero con un enfoque diferente, ….?
  • ¿cómo se gestionan y mantienen los portales de la administración,  cómo se determina qué contenidos y servicios deben prestarse en cada portal y cómo se gestionan los solapamientos para no confundir a la ciudadanía?
  • ¿en qué medida deben usarse en la administración las tecnologías y herramientas conocidas como web 2.0?

La web 2.0 se basa en incorporar el contenido definido por el usuario para la generación de conocimiento colectivo

Profundizaré a continuación en cada uno de estos aspectos.

Leer más de esta entrada

La Junta de Andalucía impulsa la Administración abierta


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Todos sabemos la importancia que tiene el apoyo político del máximo nivel en los proyectos de modernización de la Administración. Me alegro de poder contar que, en la Consejería en la que trabajo (Hacienda y Administración Pública, en la Junta de Andalucía), hemos recibido en los últimos días un apoyo inestimable en el avance hacia la administración abierta y el gobierno abierto, ya que la Consejera ha publicado un mensaje de bienvenida en el portal de la Consejería que no tiene desperdicio. Introduce los conceptos clave del gobierno abierto (transparencia, participación y colaboración) y concreta algunas de las formas en las que la Consejería los pretende hacer realidad: compartiendo información para su reutilización, participando en redes sociales, escuchando activamente, haciendo que los portales sean colaborativos (web 2.0) y fomentando la participación de la ciudadanía en la construcción, definición y evolución de los servicios de la Consejería.

Leer más de esta entrada

TECNIMAP 2010: Las redes sociales y la administración electrónica


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Continuando con la serie de artículos sobre TECNIMAP 2010, escribo hoy sobre la sesión que se celebró en el auditorio, en la tarde del día 8 de abril. Esta sesión, con título “las redes sociales y la administración electrónica” fue la más interesante de las sesiones a las que pude asistir. Lamentablemente me incorporé ya iniciada la sesión, y no puede ver todas las presentaciones, aunque en esta ocasión se ha escrito largo y tendido sobre lo que se habló (especialmente interesantes son la discusión al respecto en Apuntes electrónicos, el blog de Andrés Nin, y el artículo de Felix Serrano en efuncionario.com)

De la presentación de Alberto Ortíz de Zárate (alorza) quiero destacar los siguientes aspectos:

  • la transparencia es imprescindible en el funcionamiento de la administración, entre otras cosas porque provoca eficiencia. No puedo estar más de acuerdo con esto. Ser transparente es dar a conocer todo lo que uno hace y no hace, con todos lujo de detalles. Y cuando sabes que la gente te observa, y que se puede dar cuenta de tus errores, con toda seguridad harás lo posible por hacer las cosas mejor. Además, quien te observa te avisará de los posibles errores que cometas y podrás corregirlos y mejorar. Lo importante no es que uno (persona, servicio, gobierno) sea perfecto, sino que los resultados del trabajo que uno realiza sean los mejores posibles, y en ese sentido la transparencia siempre es de gran ayuda.
  • debe trabajarse mucho en la colaboración, con aspectos tales como la innovación colaborativa y el diseño colaborativo.
  • Leer más de esta entrada

Nuevo libro: Open Government – Gobierno Abierto


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

El domingo, a través del twitter de @alorza, descubrí que ya se puede descargar por Internet una parte del libro recientemente publicado sobre gobierno abierto. El libro tiene por título “Open Government. Gobierno Abierto.” César Calderón y Sebastián Lorenzo, y editado por Algón Editores. El libro está en el dominio público, y según expresan las condiciones puestas por los autores puede ser descargado de la web de Algón Editores, aunque no he conseguido descargarlo ahí y la copia que tengo viene  de scribd, donde sólo aparecen las primeras 26 páginas. Estoy deseando poder descargarlo entero para meterlo en mi ebook, dado que lo que he leído hasta ahora es muy interesante. Si alguien sabe dónde encontrarlo le estaría agradecido por la información.

La introducción es muy clarificadora, con frases tales como: “La analogía entre el Open Source y el Open Government se resumen también en los tres principios informadores de ambos movimientos, que son: Transparencia, Colaboración y Participación, ya señalados por Barack Obama en el primer manifiesto emitido desde la casa blanca, el Open Government memorandum que sirvió para la definitiva popularización de estos conceptos y su entrada en la agenda de multitud de gobiernos a lo largo del planeta.” Curiosamente, no obstante, el término Open Government es mucho más antiguo, y ya fue el título del primer capítulo de la serie Sí, Ministro, en 1980.

Según la misma introducción, para avanzar en el gobierno abierto es necesario realizar múltiples cambios: cambio cultural, cambio en los procesos, cambio en la organización y cambio en las formas de relación. Personalmente, y dado que la administración pública funciona mediante el seguimiento, a veces demasiado literal, de normas, añadiría el cambio en la normativa.

El primer capítulo, escrito por alorza y basado en un artículo ya publicado en su blog, describe un caso de gobierno abierto no apoyado en las tecnologías de la información. Todavía no he podido leerlo despacio, y me reclaman para cenar, pero por lo que he podido ver va a aportar muchas ideas.

Acceso a datos públicos


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Curioseando por Internet he encontrado dos iniciativas sobre apertura de datos y transparencia que me han llamado la atención.

La primera es de una institución pública, el Banco Mundial. Descubro que han anunciado que van a publicar libremente numerosos datos e indicadores sobre desarrollo, podéis consultarlos en la página de datos del Banco Mundial.

La segunda la he leído en el blog de Enrique Dans, y es de una institución privada, Google, pero que publica datos que, en cierta medida, son públicos. Google ha empezado a publicar información sobre las peticiones recibidas de instituciones públicas para solicitar datos personales o la eliminación de alguna información. Podéis ver esta información en la página Government requests de Google. Esta información es útil para conocer el nivel de intervencionismo de los gobiernos.

Creo que ambas noticias representan avances significativos en transparencia, y por tanto en mejorar el control y la gestión de las administraciones.

TECNIMAP 2010: sesiones del jueves 8 de abril (1)


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Continuando con la línea iniciada en artículos previos, expondré a continuación lo más destacado de las sesiones de TECNIMAP 2010 a que asistí el jueves 8 de abril, y mis opiniones al respecto.

En la primera ronda de sesiones, de 9:30 a 11:30, hice lo posible por repartirme entre la sala C y la D, ya que en ambas había ponencias que me interesaban mucho.

En la sala C, Pablo de Amil, del Ministerio de la Presidencia, habló sobre el proyecto de su Ministerio de implantar un Portal de Administración Electrónica. Este portal pretende unificar lo que actualmente está repartido en 3 portales:

Este portal buscará la colaboración, incluyendo foros, comunidades y espacios de encuentro públicos y privados, y pretende convertirse en un referente en administración electrónica. Espero que este proyecto vaya muy bien, y que realmente consigan crear un portal de admininstración electrónica fuerte y permanentemente actualizado, acabando con la dispersión actual de información.

Leer más de esta entrada

Impresiones sobre TECNIMAP 2010


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

Esta semana he estado en Zaragoza, en el evento más importante a nivel nacional sobre el empleo de tecnologías de la información en las administraciones públicas, TECNIMAP. De los 4 TECNIMAPs a los que he asistido, este me ha parecido, con diferencia, el más interesante y de mayor nivel, en cuanto a la calidad y temática de las ponencias. Se ha hablado, y mucho, sobre administración electrónica y sobre la ley 11/2007 y sus normas de desarrollo. Pero también se ha hablado sobre el nuevo paradigma en la relación de la administración con los ciudadanos, sobre gobierno abierto, sobre reutilización de información pública y sobre la utilización de las herramientas de la web 2.0 para establecer canales bidireccionales de comunicación con la ciudadanía. Precisamente sobre este último aspecto trató la mesa redonda que, con diferencia, me pareció más interesante y mejor preparada. Esta mesa redonda se celebró el jueves por la tarde, en el auditorio (la sala más grande que se ha usado en esta edición del congreso) y hablaré sobre ella en detalle en un próximo artículo.

Quizá el aspecto menos satisfactorio de esta edición de TECNIMAP ha sido la inexistencia (o el no funcionamiento) de una red inalámbrica que proporcionara conexión a Internet. Creo que hoy en día es un aspecto imprescindible en un congreso de estas características. Por el contrario, se ha hecho un uso bastante significativo de twitter, con actualizaciones constantes e institucionales de lo que estaba ocurriendo en cada sala. Aunque hubiera sido deseable disponer de conexión inalámbrica a Internet, para facilitar a los asistentes a cada sala la realización de actualizaciones, que sin duda hubieran mejorado la calidad del contenido publicado. Las actualizaciones que se han hecho se las ha pagado cada uno de su bolsillo o, mucho peor, del bolsillo de la administración. Es absurdo que en un congreso al que asisten miles de funcionarios tengamos a varios centenares de ellos conectando a Internet con conexiones UMTS pagadas por la administración, con lo sencillo que hubiera sido montar una red wifi a un coste muy inferior.

Este congreso nos va a dar, para bien, mucho trabajo en los próximos años. En tres días hemos podido compartir ideas, experiencias y casos de éxito. La cantidad de conocimiento que se ha compartido en este congreso es apabullante, con 5, 6 o incluso más salas funcionando simultáneamente, cada una tratando temas diferentes y, la gran mayoría de ellos, de gran interés. Ha sido materialmente imposible, para mí y seguro que para muchos compañeros, asistir a todas las ponencias que tenían interés, afortunadamente las transparencias de las presentaciones están en Internet, y confío en que los vídeos también lo estén. Nos llevará mucho tiempo procesar toda esta información para convertirla en conocimiento útil, pero estoy encantado de poder contar con una base de conocimiento tan amplia, y libremente disponible en Internet.

En los próximos artículos expondré mis impresiones sobre las distintas mesas redondas y comunicaciones a las que he asistido.

El potencial de la tecnología para cambiar la administración


[tweetmeme source=”jjgarciab” only_single=false]

En los últimos años se habla mucho de la administración electrónica, como una herramienta para agilizar el funcionamiento de la administración, reducir los plazos de tramitación de los procedimientos y mejorar el servicio público.

Estoy de acuerdo en que la tecnología sirve para hacer todo eso, pero estoy convencido de que puede llegar mucho más allá. La administración electrónica, como herramienta, es sólo el primer paso. Mediante ella se puede conseguir que los procesos de la administración sean ágiles, repetibles y auditables. Además, poco a poco, se puede hacer que sean automáticos, y que no sea necesaria la intervención humana para hacer las operaciones más habituales. Es algo que, en el sector privado, ya se ha conseguido, la banca electrónica es un claro ejemplo. Hacer una transferencia, hace unos años, requería la intervención de empleados tanto del banco emisor como del banco receptor. Ahora la solicita el usuario por Internet, y automáticamente (en un plazo que varía según los bancos) el dinero llega a la cuenta de destino, sin que nadie de ninguno de los dos bancos se entere siquiera.

Los procesos automáticos permitirán que las personas que trabajan en la administración se dediquen a tareas de mayor valor añadido, como la definición y aplicación de políticas mejores, la simplificación de los procedimientos, o la inspección de actividades irregulares.

El segundo factor clave es la información. Con procesos manuales, es difícil obtener información estadística fiable. ¿cuántos expedientes se han tramitado en un departamento? ¿cuántos ha hecho cada persona? ¿cuánto dinero se ha pagado a empresas del sector de la construcción? ¿cuánto a cada una de ellas? Obtener esta información con procesos manuales es muy costoso, pero lo peor es que la información que se obtiene no es fiable y que siempre queda algún dato que no se puede averiguar. ¿cuántos casos habrá en que ese dinero acaba en el bolsillo de alguien, sin que nunca se sepa dónde fue?

La utilización de la tecnología proporciona cantidades enormes de información, con un alto grado de fiabilidad (es mucho más difícil que se pierda un papel) y con una gran capacidad de tratamiento de dicha información, permitiendo la extracción rápida de conocimiento. Además, la tecnología permite distribuir la información a un número mucho mayor de personas, con lo que se puede aplicar la ley de Linus: “dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios” (esta regla se pensó para el desarrollo de software, pero se puede aplicar de forma análoga al análisis de información). Para que la regla sea aplicable, y para que realmente se detecten y corrijan los casos de fraude y abuso de poder, conviene que la información pública se distribuya abiertamente, y en formatos que permitan su tratamiento automatizado, a toda la ciudadanía.

Estos dos factores (automatización de procesos, y publicación de la información), provocarán un gran cambio en el funcionamiento de la administración, mejorando la transparencia, reduciendo la corrupción y el fraude, optimizando los recursos, aumentando notablemente la calidad del servicio y reduciendo los costos de funcionamiento. La tecnología ya permite hacer todo esto, sólo hace falta aplicarla correctamente, y cambiar la organización y forma de funcionar de la administración para adaptarla a esta nueva realidad

A %d blogueros les gusta esto: